La importancia de los refuerzos sociales

Publicado: 24 agosto, 2020 en General

La importancia de los refuerzos sociales.

Cuando trabajamos con perros siempre nos enfocamos muchísimo en buscar un muy buen reforzador, como un lindo juguete que al perro le guste mucho o una golosina que lo vuelva loco, y claro que es muy importante a la hora de poder trabajar alguna conducta, pero a veces nos olvidamos de algunos refuerzos que son tanto o más importantes que los anteriores, y estos son los refuerzos sociales.

Los refuerzos sociales son fundamentales para la formación de vínculo, ya que es con lo que contamos en situaciones cualquiera y que no necesariamente tienen que ver con el trabajo en una conducta específica.

Al decir que son importantes en la formación de vinculo me refiero a que su función radica en la comunicación pura con nuestro perro al demostrar y recibir afecto mediante ellos.

Los refuerzos sociales principales son los siguientes:

Caricias: son muestras de afecto puras, a través de muestras de cariño, cosa que a los perros les gusta muchísimo.

Juegos: se refiere a juegos sin juguetes. Con los perros tenemos juegos que varían de uno a otro, por ejemplo a una de mis perritas el simple hecho de decirle “te pillo” y agacharme un poco la volvía loca y se ponía a correr y yo detrás cambiando de dirección, en una suerte de juego de atraparla.

Felicitaciones: muchos usamos un “muy bien” como marcador de refuerzo, pero a veces con el hecho de decirlo y ponernos contentos con ellos, acariciarlos y ser eufórico con lo que nos gustó de lo que hicieron los motiva muchísimo. Y seamos sinceros, ¿A quien no le gusta que lo feliciten y demuestren felicidad por algo que hemos hecho bien?

Cómo decía al principio, los refuerzos sociales son fundamentales a la hora de formar vínculo, por los que mientras antes aparezcan en la relación, mucho mejor.

Por otra parte nos podemos dar cuenta de que algo va mal si al querer usar un refuerzo social el perro pierde motivación o prefiera más el premio, ya que podría estar diciéndonos que no está bien lo que hicimos o que quizás nos hemos estado enfocando mucho en otros reforzadores como la comida o el juguete.

Acariciemos a nuestro perro, le gusta y créanlo o no, nosotros no tendemos a sentir mejor haciéndolo.

Saludos
Chama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s