Miedo en los Perros

Publicado: 25 mayo, 2020 en General

El miedo en los perros

Llega el día de año nuevo y los fuegos artificiales comienzan a hacer ruidos tremendos, o ves que viene una tormenta y los truenos suenan como si el mundo fuera a acabar. Para muchas personas días así son un calvario en cuanto a sus perros, ya que estos huyen a esconderse, otros rasguñan la puerta para poder entrar, otros arrancan a la calle y no los ves por horas y otros trágicamente no regresan nunca.

Dos abuelos viven en su tranquila casa junto a su perrito, cuando llega el fin de semana y son visitados por sus nietos y el perrito corre a esconderse, los niños lo llaman pero este no quiere salir. Ves al perro tiritando bajo un mueble, quizás ves pipí a su alrededor y su cola muy escondida entre sus piernas.

Estos son solo unos ejemplos de situación que diariamente perros sufren por todo el mundo.

Para nadie es agradable vivir atemorizado, para nuestros perro tampoco. El miedo es una emoción involuntaria, lo que quiere decir que no se puede evitar, y según la teoría del comportamiento las emociones involuntarias no pueden ser castigadas y ni reforzadas pero si pueden ser aumentadas o disminuidas.

Es típico ver personas e incluso adiestradores que tratan de corregir el miedo del perro a algo a través de castigo (incluso físico) pero poco o nada consiguen, a lo más provocar que el perro se aguante lo más posible pero sin sacarlo de esa emoción.
Cómo emoción involuntaria el miedo puede ser desencadenado por cualquiera cosa, desde ruidos, a otros animales, incluso muchos perros le temen a los hombres y no así a las mujeres. Al igual que en humanos es difícil decir a qué específicamente le tienes miedo o los desarrollaras.

Vivir con un perro miedoso no es fácil pero tampoco es motivo de deshacernos de él. La mayoría de las veces podemos ayudarlo a superar o tolerar el miedo solamente con empatía y contención. Mostrándonos serenos y calmos al estímulo y ayudando gradualmente a generar confianza en si mismo en esa situación.

Forzar a un perro sobre todo en una situación en que ya no puede más puede ser muy perjudicial para el perro y peligroso para nosotros ya que el perro sometido a mucha presión sobre una situación atemorizante podría terminar atacando. Cómo por ejemplo a un perro que le tiene miedo a los niños y lo obligan a estar con ellos a pesar de haber mostrado todas las señales de calma y miedo que tiene.

Algunas señales de miedo son:

– Tiritar.
– Salivar y jadear.
– Hacer pipi o acá.
– Movimientos rápidos.
– Paralización.
– Cola entre la piernas.

Siempre hago el llamado a observar a nuestros perros, son un libro muy interesante y emocionante de leer, aprenderás mucho de el.

PD: ¿Quieres cooperar con este proyecto? mira como pinchando en este link

Saludos
Chama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s