Archivos para diciembre, 2013

Una Mascota – ¿Un Buen Regalo de Navidad?

Publicado: 18 diciembre, 2013 en General

Image

Una Mascota – ¿Un Buen Regalo de Navidad?

Me han llegado varios mails donde ofrecen mascotas en adopción para regalar en navidad, además leí en un diario un ranking de los regalos que más se hacen en estos días, y como numero 2 después de las Bicicletas están las mascotas. Con esto me pregunto: ¿Realmente una Mascota es un buen regalo de navidad?

Mi opinión personal es NO, ¿Por qué?, Porque una mascota no es  un juguete, sino una RESPONSABILIDAD, ya que debes hacerte cargo de su educación, de los desórdenes y maldades productos de una mala educación, de su comida, de su salud, de su socialización, de sus excrementos,  etc.

Además debes considerar que una mascota no durará solo hasta que pase el gusto por jugar o la novedad, sino que vivirá muchos años (un perro en promedio vive 15 años). ¿Está un niño, la polola, la señora, la amante dispuesto a cargar con esta responsabilidad por 15 años?, tal vez la respuesta será SI, siempre y cuando fue él/ella quien los quiso, pero la mayoría de las veces solo es quien lo regala quien pensó que sería un lindo detalle.

Cuando este perrito es un cachorro, todos en casa lo reciben con mucho cariño, lo cuidan y es el preferido de la casa por varios meses hasta que llega a una edad en que ya no es tan tierno como antes, sino que se ha convertido mágicamente en un perro grande, y que si pasa a llevar una planta y se cae ya no es tan gracioso como antes; si queda solo y rompe algo es un perro malo; si se arranca a la calle y golpea a otro provoca un mal rato  a sus dueños. Y es este el punto en que se comienzan a buscar alternativas para deshacerse de él.

La primera alternativa es llevarlo a la protectora de animales, pero resulta que ya no hay protectora. Luego viene la Eutanasia, pero resulta que es cara y está prohibida si no es un caso extremo, además que a nadie le gustaría cargar con ese peso en la conciencia; luego nos queda entregarlo en adopción, lo que no muchas veces resulta fácil, pocas veces, o casi nunca tiene rápidos resultado, en esta parte comienza la etapa de la creatividad: “me voy a un departamento!!!”, “Me salió un viaje fuera del País por unos meses y no tengo con quien dejarlo!!”, “creo que puede estar mejor en otra casa”, si el perro es agresivo: “el perrito es un amor”, “solo quiero que lo cuiden mejor que yo”, “se porta muuuuyyy bien con los niños”, etc, etc., etc., etc., etc. Pero son muchos los casos en que nadie los quiere, sobre todo si el perrito es adulto y termina convirtiéndose en el cacho de la casa, ¿Y qué opción nos queda?, Fácil!!!!!!……. ¡A LA CALLE!!!… y es así como termina gran parte de las mascotas que algún día fueron un hermoso regalo de navidad.

Ver PDF aquí.

 

Saludos,

Chama

Anuncios

Control de Mordida en cachorros

Publicado: 1 diciembre, 2013 en General

Image

Control de mordida (cachorros)

El morder las manos, o más bien lo que encuentre en su camino, es una conducta natural de los cachorros. Es la forma en la que conocen su entorno, tal cual nosotros lo hacemos con nuestras manos cuando somos niños.

Ante esta conducta los humanos tomamos varias alternativas para interpretarlo, algunos se asustan y piensan que si el cachorro muerde, cuando adulto será un perro que muerda personas y además magnifican el dolor, ya que un cachorro al tener sus primeros dientes bastante afilados duelen mucho más que los dientes definitivos. Otros lo toman como un simple juego y a través de cariños o seguir el juego le inculcan al cachorro que esta conducta es deseada.

Esta es una conducta muy común de los cachorros y como comentaba al principio solo es parte del crecimiento y la forma en que él va conociendo el mundo.

A pesar de esto debemos enseñarle a nuestro perro que esto no es deseado, ya que si por error le enseñamos lo contrario con el tiempo se convierte en algo bastante incómodo y en cuanto a  esto los errores más comunes son felicitar con cariños o incentivar el juego brusco e incluso hacer enojar en forma de juego a nuestro cachorro.

Como en todo lo que escribo sobre esto hay tantas formas de corregirlo o evitarlo como adiestradores existen, y la que mostraré a continuación es la más simple para mí.

Cuando nuestro cachorro nos muerda las manos ya sea en una situación cualquiera o de juego, nosotros debemos ignorarlo y terminar el juego, podemos agregar a esto el hacer un sonido de dolor, el cual con el tiempo lo asociara a que está haciendo daño con su conducta.

Entonces, jugamos con él y si nos muerde paramos el juego, lo dejamos por unos minutos y volvemos, esto las veces que sea necesario, no es una forma rápida, pero si eficaz de que nuestro perro aprenda a controlar su mordida y a jugar con su boca cada vez con más cuidado.

Adicionalmente a esto, esta es una etapa bastante apropiada para comenzar a enseñarle a jugar, y lo más sencillo es con un cordel con un trapito, con esto le enseñamos el típico juego de presa donde este trapito simula un conejo que nuestro perro debe atrapar y luchar con él.

Algunas cosas importantes sobre este juego es que la presa siempre arranca y no va directo la boca del perro, así que debemos simular esto. También es importante dejar ganar al perro, sobre todo en etapa de iniciación al juego, ya que esto le dará confianza, pero no es bueno que siempre gane, debemos ser equitativos en cuanto a esto, ya que lo necesitamos siempre enfocado en el juego. Por lo tanto si el gana, genera confianza, si nosotros ganamos, lo deja motivado y con ganas de esforzarse más en la siguiente ocasión. A esto último le llamamos frustración, con la cual debemos ser cuidadosos también, para que no termine siendo algo malo para el cachorro.

Ya habiéndole enseñado a jugar a nuestro perro esto también nos servirá para controlar la mordida y canalizar esas ganas de morder que tiene un cachorro.

Muchos perros se obsesionan con este juego de presa, por lo que también es importante enseñar a que nuestro cachorro suelte a la orden, esto nos servirá para poder terminar los juegos, para que nos devuelva las cosas con las que jugamos y en una eventual pelea, para que suelte cuando se lo ordenemos, entre otras varias.

Para enseñarle a soltar a nuestro perro jugamos con él y cuando tenga la presa, en un momento la dejamos quieta y esperamos a que el cachorro la suelte, cuando lo haga lo felicitamos y le entregamos la presa nuevamente, y de repente la dejamos quieta y esperamos a que suelte, esto lo repetimos varias veces. Después de unos ejercicios de esto, y como lo hemos hecho en los otros movimientos, introducimos la orden, que en mi caso es SUELTA y premiamos.

Esto como todo con los perros, hay que practicarlo muchas veces, y con el tiempo va a ir saliendo más fluido.

Espero que esto les sirva mucho.

Ver .Pdf aquí.

Disfruten a su perro!!!

Saludos

Chama.