¿Hay un límite para tener perros?

Publicado: 6 julio, 2020 en General

¿Hay un límite para tener perros?

Quizás este sea un post algo distinto a los que acostumbro pero solo nace de un pensamiento que tuve.

Cuando nos entra el “bichito” por tener perros, también a muchos nos baja una suerte de sensibilidad que nos hace sentir que podemos con otro, más otro y así sucesivamente. Quizás no a todos pero si a mí me pasó. En algún momento sentí que uno más estaría bien, incluso con más animales. Pero llega un punto en que te comienzas a preguntar qué si esto será sano o no, ¿hay un límite?, ¿Afecta esto a mi familia?, ¿Afecta esto a mis perro?. Y ese es el momento en que paras y te enfocas.

En lo personal pienso mucho antes de adquirir un nuevo perro o animal ya que tanto a mi pareja como a mí nos apasiona el compartir nuestra vida con animales, pero también pensamos que hay un punto en que claramente esto afectará nuestra vida. Hemos pasado por muy buenos momentos y por otros que nos esforzamos en olvidar. Nos hemos visto obligados a veces incluso a bajarle la calidad del alimento a nuestros perros por algo más acordé a nuestro presupuesto en ese momento. La vida es cíclica y cuando estás arriba en cualquier momento podrás estar abajo y a la hora de decidir tener otro perro también pensamos en ello. No habría mayor dolor que tener que buscar un hogar alguno porque no tuvimos como mantenerlo. Quizás en algún momento nos toque hacerlo pero sinceramente es algo que no me gustaría pasar.

Con todo eso a veces pienso en personas que llegan a tener muchos mas que los que he llegado a tener en mi vida, y si bien los admiro al poder lograrlo y a algunos, sobre todo rescatistas en dónde hacen lo más posible por darle cabida a todos los que puedan también pienso en que quizás alguno simplemente no ha dimensionado el abanico de posibilidades que puede tener en el futuro.

No quiero ni pretendo meterme en la vida de nadie. No es mi intensión, no soy así. Sino que simplemente dar mi punto de vista sobre un algo que creo importante, ya que también afecta o podría afectar a los perros.

Si bien los perros son a mi parecer los animales más nobles con los que compartimos como humanos, ellos necesitan de cosas mínimas, para que su vida sea feliz (que es lo que nos importa). Bien sabemos que son súper adaptables. Entre todo lo que un perro necesita para vivir está el tiempo para paseos, buen alimentos y espacios mínimos pero cuando tenemos un espacio limitado y además este se comparte con muchos más, cuando tenemos poco tiempo para dedicarles (siempre se recomienda al menos una hora de paseo al día) y ese poco tiempo se lo dedicamos a muchos, es poco lo que podemos hacer de calidad con ellos. Cómo personas responsables debemos lograr darnos cuenta de que tenemos un límite para poder otorgar bienestar a nuestro perro y si lo sobrepasamos podemos incluso llegar a hacerles daño sin tener la intensión de hacerlo.

Últimamente hemos visto muchos casos de personas que si bien lo hacen por amor o creen hacerlo, les han tenido que quitar a sus perros por no tenerlos en las mejores condiciones. Muchas veces incluso en espacio sucios y muy reducidos. Esto como ejemplo de lo más extremo que puede pasar si no logramos conocer nuestros límites.

Saludos
Chama

Colocar metas reales en el entrenamiento.

Muchas veces cuando comenzamos a entrenar a nuestro perro partimos con un nivel de expectativas muy alto y a veces hasta definimos tiempos en que queremos tener listas ciertas cosas, en muchos ámbitos distintos, desde deportes hasta trucos en casa.

Si bien creo que es normal, es bueno tomar en cuenta los tiempos de cada perro, y además evaluar que tan beneficioso es para su salud o su mente las metas que nos proponemos, si van o no de acuerdo a las etapas naturales de su desarrollo físico o mental, si le causaremos cierto nivel de estrés malo en su preparación y si es realmente necesario que a veces apuremos las cosas o solo es nuestra ansiedad.

Cuando nos apuramos mucho, y me ha pasado, a veces dejamos varias etapas inconclusas en el objetivo que queremos lograr y eso a la larga nos puede traer problemas o limitantes en el deporte o la disciplina que desarrollemos. Quizás hasta tener que volver muy atrás en los criterios de entrenamiento o definitivamente asumir que ya lo hicimos mal y adaptarnos a ello.

Si bien una de las tantas gracias de los perros es que nos permiten equivocarnos muchas veces, tampoco es la idea abusar de ello si no hemos preparado bien el camino que queremos hacer en pro de una actividad. Es por esa cualidad también que muchas de las cosas que hemos hecho mal o apurado las podemos corregir o modificar, pero hay también cosas y errores que nos pesarán el resto de nuestras vidas, y el perro además se puede ver muy afectado emocionalmente.

No siempre es bueno tomar el camino rápido, ya hemos visto como adiestradores dejan a perros con problemas muy graves emocionalmente con trabajos poco respetuosos y me permito además decir “poco éticos” con el fin de lograr ya sea un objetivo monetario, de reconocimiento o simplemente por falta de información. Cuando es solo por falta de experiencia o información lo puedo entender, pero no así cuando los medios y oportunidades de mejorar están, pero no la voluntad siquiera de tomar un libro sobre los avances y tendencias en conducta y adiestramiento, y no lo hacen.

La verdad es que nadie nos apura en nada y tomarse el tiempo necesario para hacer bien las cosas no está nada de mal. Tomemos esto con calma y en pro de los perros, dejémoslos desarrollarse como ellos lo necesitan y formemos un gran vínculo, cuando eso se logra el resto fluye solo.

Saludos
Chama

La Importancia del Timing

Publicado: 22 junio, 2020 en General

La importancia del timing.

Un concepto importante a la hora de enseñar cosas a nuestro perro es el timing, el cual se define como “el tiempo que transcurre entre que el perro muestra la conducta que queremos y la entrega del premio o reforzador”.

Lo que hace importante a esto es el hecho de mostrar en el tiempo correcto que es lo que estamos reforzando sin dejar espacio a algún eventual error, y con el, que el perro crea que lo que le pedimos sea otra cosa.

No siempre se nos da natural el tema de premiar en el momento justo, con el tiempo me he dado cuenta que a algunas personas les cuesta hacerlo y eso no quiere decir que este mal, solo es una cuestión de práctica.

Una herramienta del adiestramiento que ayuda mucho en el timing es el clicker. El clicker es un reforzador secundario, esto es porque al presentarse junto con un reforzador primario, este se convierte en secundario. El clicker es un cajita que hace un ruido metálico, el cual primero se le enseña al perro a qué cada vez que suena vendrá un premio. Hablaré más del clicker en otro artículo.

Si bien no es algo de otro mundo y bastante básico, es bueno que si tienes problemas de timing poder entrenarse para hacerlo bien. Un ejercicio que uso en talleres o cursos es el de indicarle la conducta que quiero que premie la persona sobre un ayudante. Por ejemplo la conducta a premiar sería “levantar el brazo derecho”, por lo que cada vez que el ayudante levante ese brazo clickeamos (o hacemos la acción de premiar si no utilizamos clicker). Esto es bueno hacerlo la veces suficiente para lograr la concentración necesaria sobre la acción que queremos.

La idea final del timing es premiar específicamente lo que queremos reforzar y no otra cosa.

Saludos
Chama

Conducta Supersticiosa en Perros.

Publicado: 15 junio, 2020 en General

Conducta Supersticiosa.

Muchas veces nos es difícil decir como es que nuestro perro hace algo y no sabemos cómo fue que lo aprendió. Algunas de esas veces esa conducta no es una que nos gusta pero no sabemos identificar su origen ni como es que logró aprenderla.

Vamos a referirnos un poco a la teoría: Cuando Skinner, quien es considerado el padre del condicionamiento operante, hacia pruebas conductuales con palomas pudo notar en una prueba que constaba de entregar alimento a estás palomas en momentos fijos sin esperar la conducta que buscaba sino solamente dar el refuerzo en intervalos iguales, que ellas tendían a repetir la conducta más cercana que hacían en el momento de recibir los primeros refuerzos. Con esto se pudo explicar lo que se definió como Conducta Supersticiosa, algo que nos ayuda a entender el porque hay muchas cosas que los perros hacen y no nos hemos dados cuenta de cómo las aprendió. No quiero decir con esto que todo lo que no le hayamos enseñado a nuestro perro sea Conducta Supersticiosa.

La Conducta supersticiosa es aquel aprendizaje que se ha producido sin planear y que surge de un refuerzo accidental. Y que muchas veces se fija sin la necesidad de repetir el refuerzo o con muy pocas repeticiones.

Un ejemplo simple para graficar esto puede ser aquel en que el perro en un momento de exploración encontró un basurero de la casa donde habían restos de comida y desde ese momento adquiere la costumbre de ir y meterse al basurero siempre porque ya aprendió a que en ese lugar hay comida disponible.

Así también pueden fijarse accidentalmente otras conductas que no son buenas para nosotros como dueños como por ejemplo algunos casos de agresión entre otros.

Es inevitable que nuestro pero aprenda cosas por si mismo y es bueno también que lo haga. Pero también el bueno saber que siempre habrá una explicación para lo que suceda con nuestros amigos, puede ser esto u otra cosa, es nuestra responsabilidad conocer lo más que podamos.

Saludos
Chama

El perro como Animal Social

Publicado: 8 junio, 2020 en General

El perro como Animal Social.

Hace ya tiempo ronda el concepto de perro como animal social, el cual cumple con todas las características para estar en ese grupo de animales, pero pasa algo curioso y que no se repite en muchas especies.

Veamos primero que es un Animal Social: Organismo animal que es altamente interactivo con otros miembros de su especie hasta el punto de tener una distinta y reconocible sociedad. (Wikipedia)

Por lo tanto podemos decir que Los Animales Sociales son aquellos que viven en un grupo de su misma especie y comparten un lenguaje similar; lo que nos hace pensar si nuestro perro encaja dentro de ese concepto, y podríamos decir que si, siempre y cuando solo se relacione con otros perros, pero vemos que realmente no es así, ya que ellos pueden interactuar con otra especie a la cual años de adaptación evolutiva y cría selectiva, entre otros factores, los han relacionado: Nosotros, los humanos.

Algunos estudios sobre etología han mostrado que para considerar al perro como animal social no solamente el interactuar con miembros de la misma especie es necesario sino tambien algunos otros factores que paso a mostrar.
Un factor que es importante para mantener a un grupo social estable es el acceso a los recurso. En el caso del perro al estar domesticado y a la vez ser parte de nuestro grupo social e interactuar con nosotros, toma participación de este acceso a recursos.

Además para que un grupo social sea estable debe existir una serie de normas de convivencia y estas deben ser aprendidas en un momento dado y el modo en que se transmiten estas normas es el lenguaje que se comprarte, el cual, además debe ser entendido por todos. Si bien los perros no hablan como nosotros, con los años de estar juntos hemos desarrollado medios de comunicación para entender al perro y por su parte este entendernos a nosotros. (esto no quiere decir que la tarea este hecha, ya que hay mucho que aprender sobre como comunicarse con los perros).

Así como la capacidad para comunicar de las personas es importante, tambien lo es el periodo de impronta entre el perro y su madre, donde de ella aprende además su forma natural de comunicación y el saltárnosla puede provocar graves problemas en el futuro. El periodo de impronta es el tiempo en que el cachorro esta con su madre y aprende de ella.

Otro concepto que de aquí nace es el “comportamiento social”. Estas son las conductas que el perro dirige a otro animal de su misma especie u de otra.

De todo lo anterior es importante tomar en cuenta que el perro como Animal Social, igual que nosotros, siempre debemos proporcionar el momento necesario para satisfacer sus necesidades sociales, no aislarlo o hacerlo vivir en una burbuja, ya que esto es como privarlo de otras necesidades básicas como el acceso a la comida o el abrigo.

Saludos
Chama

Programas de Refuerzo.

Publicado: 1 junio, 2020 en General

Programas de refuerzo

Un programa de refuerzo es el plan que hemos estructurado o las reglas que hemos definido para un trabajo de aprendizaje con nuestro perro y marcan cuando vamos a entregar el refuerzo o premio.

Los programas de refuerzo más comunes son:

Programa de refuerzo fijo o continuo: es cuando la entrega del premio es predecible completamente, y se entrega prácticamente en cada vez que el perro logra o muestra la conducta que queremos reforzar. Por ejemplo si estamos trabajando el Sentado y el reforzador es un trozo de salchicha, por cada vez que nuestro perro se siente le entregamos el premio. Generalmente se usa este programa de refuerzo para comenzar a fundamentar alguna conducta por su facilidad de entendimiento, ya que el perro sabe el momento en que aparecerá el reforzador.

Programa de refuerzo variable: es cuando premio deja de ser predecible y se entrega en forma aleatoria. La idea es utilizarlo cuando la conducta ya está lograda y de forma confiable para evitar la dependencia del perro sobre el premio pero a su vez no permitir que la conducta se extinga por falta de reforzamiento. Podemos también utilizar un cambio en el premio alternando juguete con comida y otro reforzador que tengamos.

Saludos
Chama

Miedo en los Perros

Publicado: 25 mayo, 2020 en General

El miedo en los perros

Llega el día de año nuevo y los fuegos artificiales comienzan a hacer ruidos tremendos, o ves que viene una tormenta y los truenos suenan como si el mundo fuera a acabar. Para muchas personas días así son un calvario en cuanto a sus perros, ya que estos huyen a esconderse, otros rasguñan la puerta para poder entrar, otros arrancan a la calle y no los ves por horas y otros trágicamente no regresan nunca.

Dos abuelos viven en su tranquila casa junto a su perrito, cuando llega el fin de semana y son visitados por sus nietos y el perrito corre a esconderse, los niños lo llaman pero este no quiere salir. Ves al perro tiritando bajo un mueble, quizás ves pipí a su alrededor y su cola muy escondida entre sus piernas.

Estos son solo unos ejemplos de situación que diariamente perros sufren por todo el mundo.

Para nadie es agradable vivir atemorizado, para nuestros perro tampoco. El miedo es una emoción involuntaria, lo que quiere decir que no se puede evitar, y según la teoría del comportamiento las emociones involuntarias no pueden ser castigadas y ni reforzadas pero si pueden ser aumentadas o disminuidas.

Es típico ver personas e incluso adiestradores que tratan de corregir el miedo del perro a algo a través de castigo (incluso físico) pero poco o nada consiguen, a lo más provocar que el perro se aguante lo más posible pero sin sacarlo de esa emoción.
Cómo emoción involuntaria el miedo puede ser desencadenado por cualquiera cosa, desde ruidos, a otros animales, incluso muchos perros le temen a los hombres y no así a las mujeres. Al igual que en humanos es difícil decir a qué específicamente le tienes miedo o los desarrollaras.

Vivir con un perro miedoso no es fácil pero tampoco es motivo de deshacernos de él. La mayoría de las veces podemos ayudarlo a superar o tolerar el miedo solamente con empatía y contención. Mostrándonos serenos y calmos al estímulo y ayudando gradualmente a generar confianza en si mismo en esa situación.

Forzar a un perro sobre todo en una situación en que ya no puede más puede ser muy perjudicial para el perro y peligroso para nosotros ya que el perro sometido a mucha presión sobre una situación atemorizante podría terminar atacando. Cómo por ejemplo a un perro que le tiene miedo a los niños y lo obligan a estar con ellos a pesar de haber mostrado todas las señales de calma y miedo que tiene.

Algunas señales de miedo son:

– Tiritar.
– Salivar y jadear.
– Hacer pipi o acá.
– Movimientos rápidos.
– Paralización.
– Cola entre la piernas.

Siempre hago el llamado a observar a nuestros perros, son un libro muy interesante y emocionante de leer, aprenderás mucho de el.

Saludos
Chama

Estrés

Publicado: 18 mayo, 2020 en General

Estrés

Últimamente, el tema más recurrente al hablar de problemas conductuales en perros, es el Estrés. Nos es común escuchar “mi perro está estresado por tal cosa”, “tu perro rompe cosas porque está estresado”. Para poder hablar de esto, quiero mostrar algunas definiciones sobre la palabra Estrés. La primera es del diccionario de la RAE (Real Academia Española), que define “estrés” como “Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos, a veces graves”. Esta definición se ajusta bastante a lo que siempre hemos creído sobre el estrés; dice que es una tensión, o sea, un “estado anímico de excitación, impaciencia, esfuerzo o exaltación” (RAE) y que es provocada por situaciones agobiantes, como muchas de las que vemos diariamente, como por ejemplo, mantener al perro encadenado todo el día, no sacarlo a pasear, retarlo constantemente, “adiestrarlo con refuerzo negativo”, etc.


Pero, actualmente en perros (y psicología general), se define el estrés como un “proceso interno que activa en el perro el buscar una solución y adaptación (evolutiva) ante una determinada situación y que según lo que lo provoque (negativo o positivo) generará un sentimiento agradable o desagradable” . Lo que podemos entender de lo anterior, es que no necesariamente el estrés es malo en los perros (y personas), sino que depende mucho de lo que lo genera, ya que el estrés es un proceso necesario para la adaptación (proceso evolutivo), y como tal, para el desarrollo mental del perro. Es por ello que existen dos conceptos fundamentales sobre el estrés, estos son: Distrés y Eutrés.

  • Distrés: Es conocido como estrés malo, que provoca una sensación desagradable, que por lo general, se conoce como estrés. Según lo que veíamos al principio de este tema, al no ser controlado, muchas veces termina con los mayores problemas conductuales que conocemos, como: destrozos, agresividad, depresión, entre otros, hasta incluso la temida Indefensión Aprendida.
  • Eutrés: Es el estrés Bueno, que provoca sensaciones agradables en el perro, y genera esta adaptación evolutiva, la cual ayuda a que desarrolle mayor confianza en sí mismo. Con estos conceptos, ya podemos hacernos una idea de cómo aplicar esto en la formación de un perro, buscando el simple (en realidad muchas veces difícil) hecho de disminuir lo más posible el Distrés y aumentar el Eutrés. El porqué de esto es que, a mientras menos situaciones negativamente estresantes se someta al perro, menor es la posibilidad de generar malas conductas; a mayores eventos de estrés positivo, mayor desarrollo de sus capacidades de aprendizaje, adaptación al entorno y las situaciones, siendo más confiado y seguro de sí mismo, predisponiéndolo a mejores capacidades de adiestramiento y, lo más importante, lograr la ansiada felicidad de nuestro perro.

Saludos

Chama

Perros y cuarentena

Publicado: 11 mayo, 2020 en General

 

Perros y Cuarentena.

Ciertamente han sido días bastante complicados, cargados de emociones y sentimientos encontrados. Son días donde nos hemos tenido que adaptar a cosas que a las que no estábamos preparado ni menos lo imaginábamos. Cambios de rutina dentro de un mar de dudas sobre el futuro.

Sin querer ahondar mas en ese tema y como ya creo que la mayoría de los que tenemos perros hemos notado, para ellos también estos días han sido distintos, quizá para algunos solo ver mas a sus dueños en casa, para otros no poder salir a pasear como de costumbre, otros afectándose por los cambios anímicos de sus dueños, los mas activos con muy poca posibilidad de entrenar o mantener el ritmo que acostumbra, etc.; todo esto afecta también de una u otra forma a nuestros amigos. Algunos no muestran señal alguna de cambio y otros quizás hayan comenzado a presentar signos de estrés.

Tengo la suerte de vivir en parcela, pero esto también ha afectado a mis perros ya que con mi pareja teníamos una rutina de paseos fuera de la casa, cosa que consideramos muy importante independiente de donde uno viva. Pero esto nos ha llevado a buscar y/o aplicar métodos distintos para mantener entretenidos a nuestros perro.

Entre las cosas que hacemos están reforzar juego y entrenamiento, enseñar trucos, entrenar agility, practicar obediencia, pero también a trabajar en juegos cognitivos que generalmente usamos para días de invierno o para días en que no les podemos dedicar mucho tiempo por carga de trabajo.

Para personas que cuenten con menos espacio para poder hacer algo con su perro y quiere bajar sus niveles de estrés o simplemente mantenerlo entretenido, pueden usar tip de enriquecimiento ambiental. Si bien con el tiempo este concepto es cada vez mas usado para buscar formas de mantener la mente de nuestros perros activa y los niveles de estrés estables, hay algunos dueños de perros que aun desconocen de que se trata por lo que en otro momento subiré un articulo un poco mas acabado del tema, pero básicamente hace relación a métodos para mantener a tu perro (o animal en general que viva encerrado o fuera de su hábitat natural) entretenido. El enriquecimiento ambiental tomó mucha importancia con los animales de zoológicos, donde es clave que se mantengan con bajos niveles de estrés.

Algunas de las cosas que podemos hacer para mantener a nuestros perros entretenido (y nosotros con ellos también) es:

Esconder premios: podemos usar los premios que mas le gusten por el espacio que el perro utilice. Obviamente al principio con un criterio simple para que vaya subiendo de nivel en la medida que vaya adquiriendo experiencia y le vaya gustando.

Tener una Caja de Juguetes, donde estén sus juguetes preferidos para que pueda divertirse solo y otros para divertirse con su dueño. Juguetes seguros que no vaya a tragárselos y provocar algún accidente.

Juguetes con comida en su interior, actualmente son muy popular los Kong y los recomiendo, pero también hay otros similares o incluso podemos hacerlos nosotros mismos. Con mis perros mas grandes uso tubos gruesos de PVC con tapa por ambos lados y un agujero en el centro donde pongo premios y muchas veces incluso la porción de comida que le toca dentro y se lo dejo para que se entretenga a la vez que come. En perros con mordidas no tan potentes incluso pueden ser botella u otro elemento seguro que cumpla el propósito.

En tiempos de días calurosos en casa hacemos Hielos de Comida que es básicamente en algún pocillo plástico lo repletamos de comida o premios luego ponemos agua y lo congelamos, al estar hecho hielo lo sacamos del pocillo y se lo damos a los perros. Esto los entretiene por mucho tiempo.

También cuando conseguimos huesos que sean seguros para nuestros perros se los damos y tienen diversión por horas (salvo un par que son maquinas moledoras).

Otras veces les doy las porción de comida esparcida por el suelo o pasto, lo mas esparcido que se pueda para que usen su olfato al buscarla. Los entretiene muchísimo.

Existen también las Alfombras Olfativas, que están hechas de tela y se les esconden premios. Son muy divertidas para los perros.
En esto se vale mucho ser los mas creativos posible. De a poco iré publicando algunas cosas que he hecho para entretener a nuestros perros.

Sean creativos!!

Saludos
Chama

El Ladrido

Publicado: 15 enero, 2018 en General

guiguil

El Ladrido

Quizás lo más característico del perro es su ladrido, incluso los niños pequeños identifican a un perro diciendo “GUAU”. El Ladrido es la principal vocalización de los perros, no es exclusiva de ellos, pero sí la que más los caracteriza. Los lobos también ladran, pero cuando son cachorros, es por ello que algunos dicen que los perros son lobos cachorros, que nunca maduran. Algunos estudios actuales señalan que los perros no descienden del lobo, sino que son una especie de origen distinto, agregándose a las ya conocidas teorías sobre el origen de los perros, pero esto es conversación para otra ocasión.

Los perros ladran por diversos motivos, pero los más comunes son por: guarda, atención, temor y aburrimiento; incluso podemos agregar que ladran porque se les ordena.

  • Ladrido por Guarda: Este es el ladrido que la mayoría de la gente reconoce, ya que tiene doble propósito, y es fácil identificarlo. El primer propósito es alertar al grupo (manada/familia), que algo pasa y que hay que defender el territorio, por lo tanto, es un ladrido de Alerta, y como segundo propósito, está el de darle a conocer al intruso que fue descubierto y que se aleje, sino recibirá su merecido.
  • Ladrido por Atención: Este ladrido, la mayoría de los que convivimos con perros muchas horas, lo reconoceremos y básicamente, lo hacen como demanda de atención, para que los tomemos en cuenta, porque quieren algo.
  • Ladrido por Temor: este tipo de ladrido aparece cuando algo está asustándolo, o se siente incómodo con la situación; es un ladrido que utiliza para aumentar la distancia crítica, y decirle a quien lo incomoda, que no se acerque. Por lo general, el perro que ladra por temor (y no se le hace caso a que lo dejen tranquilo), puede terminar mordiendo, lo que se llama comúnmente Agresividad por Miedo. Importante reconocer esto, como una señal para, primero no sobrecargar al perro ante estímulos negativos, y segundo, no llevarnos unos lindos colmillos clavados en alguna parte de nuestro cuerpo.
  • Ladrido por Aburrimiento: Creo que muchos habrán escuchado un incesante ladrido del perro, cuando está encerrado mucho tiempo sin hacer nada, y lo típico es que digan “eso es estrés”, y bueno, lo es. El perro está aburrido, y lo mejor es sacarlo, cuidando que no se refuerce el ladrido con salir, ya que puede terminar siendo un molesto problema, que el perro ladre y ladre, reiteradamente, para salir de paseo.

En deportes como IPO y otros, el ladrido es muy importante y se entrena para que éste sea, incluso, a la orden. Muchas veces, el enseñar a ladrar a un perro puede ayudarnos también a corregir los ladridos excesivos, y que sólo lo haga a la orden.

 

Saludos

Chama